medoffer - alternative

Quimioterapia inicial

 

¿Qué es la quimioterapia?

 

La quimioterapia consiste en el tratamiento con potentes fármacos dirigidos a la eliminación de las células mielomatosas de la médula ósea. La quimiotera­pia funciona dañando dichas células y evitando así que se dividan y reproduzcan.


Los fármacos utilizados en la quimioterapia atacan las células del cuerpo que se dividen rápidamente como son las células del mieloma, pero también pueden afectar a otras células corporales que se dividen también rápidamente como son las de la médula ósea, los folículos capilares y las mucosas gástrica y bucal. Esto significa que, desafortunadamente, la quimioterapia puede tener efectos secundarios. El tipo de quimioterapia recetado a cada paciente de mieloma depende del caso individual y de lo que sea más adecuado para el individuo y para el tratamiento de la enfermedad en cada momento determinado.

 

¿Qué tratamientos de quimioterapia hay disponibles?

 

A la hora de iniciar un tratamiento para un mieloma activo, la primera deci­sión que se debe tomar es la de planear o no un trasplante de células madre o si éste se deja apartado como una opción futura.

 

El régimen de tratamiento más común cuando se planea un trasplante futuro es la combinación de fármacos conocida como VAD o aquellas similares como VAMP, C-VAD o C-VAMP. Estas combinaciones incluyen fármacos de administración oral y otros de administración intravenosa. Cada una de las letras de las combinaciones anteriores representa un fármaco diferente, en el caso del VAD, por ejemplo, representan a la vincristina, la adriamicina y la dexametasona. Este régimen se ofrece frecuentemente a los pacientes más jóvenes, pero desafortunadamente tiende a un mayor número de efectos secundarios.

 

Si no se prevé un trasplante posterior se usan las combinaciones de fármacos del tipo del melfalan, prednisolona y ciclofosfamida. Las ventajas de éste último grupo es que los fármacos se pueden tomar por vía oral en lugar de vía intrave­nosa y que generalmente tienen menos efectos secundarios que los anteriores.

 

Existen combinaciones nuevas, en ocasiones dentro de estudios clínicos, que incorporan Talidomida y VELCADE® y que pueden ser administrados en ambos grupos de pacientes.

 

Existen otros tipos de quimioterapia menos frecuentes que incluyen combi­naciones de ESHAP y DT-PACE que se pueden usar en determinados casos individuales en los que las combinaciones anteriores pueden estar contraindicadas.

 

En la siguiente tabla puedes encontrar una llista de las quimioterapias habituales y de las nuevas combinaciones usadas en el tratamiento del mieloma.

 

TRATAMIENTO COMBINADO VENTAJAS DESVENTAJAS
VAD

Vincristina

Adriamicina

Dexametasona

  • Responde en un 70%
  • No daña las células madre
  • Son la base para el trasplante de células madre
  • Los síntomas de la enfermedad activa se pueden controlar con mayor rapidez y la calidad de la primera remisión suele ser mejor
  • La administración intravenosa requiere una vía central (catéter)
  • La vincristina puede causar daños neurológicos
C-VAD

Ciclofosfamida

Vincristina

Adriamicina

Dexametasona

C-VAMP

Ciclofosfamida

Vincristina

Adriamicina

Metilprednisona

SÓLO DEXAMETASONA
  • Administración oral
  • Se piensa que proporciona un alto porcentaje de los beneficios que se obtienen con la combinación VAD
  • Puede ser mal tolerada en tratamientos intensivos
MP

Mefalan
Prednisolona

  • Administración oral
  • Bien tolerado
  • Responde en un 50%
  • Protocolo muy conocido
  • Produce daño en las células madre reduciendo las posibiliades de recogida si se planea un trasplante posterior
C- Semanal

Ciclofosfamida

  • Administración oral
  • No daña las células madre
ABCM

Adriamicina

BCNU

Ciclofosfamida

Melfalan

  • Administración combinada: oral e intravenosa
  • Puede producir daño en las células madre
CTD

Ciclofosfamida

Talidomida

Dexametasona

  • Administración oral
  • No daña las células madre
  • Responde en un 70%
  • Potenciales efectos secudarios de la Talidomida: trombosis y complicaciones neurológicas
TD

Talidomida

Dexametasona

PAD *

Velcade®

Adriamicina

Dexametasona

  • No daña las células madre
  • Administración intravenosa
  • Se necesitan diversas visitas al hospital
  • Portenciales efectos secundarios del Velcade: complicaciones neurológicas
VD

Velcade®

Dexametasona

MPT

Melfalan

Prednisolona

Talidomida

  • Administración oral
  • Produce daño en las células madre reduciendo las posibilidades de recogida si se planea un trasplante posterior
  • Efectos secundarios de la Talidomida

* El nombre original de Velcade® fue PS341

 

¿Cómo se administra la quimioterapia?

 

Algunos de los medicamentos presentes en las combinaciones de quimiote­rapia se pueden administrar por vía oral, mientras que otros son de adminis­tración intravenosa, o lo que es lo mismo, como infusión directa a la sangre. Aunque es posible que se puedan tomar los tratamientos de quimioterapia orales directamente en casa, se deberá visitar el hospital para recibir los fár­macos de quimioterapia que se administren por vía intravenosa.

 

En el caso de que se reciba la quimioterapia por vía intravenosa puede ser que te coloquen una fina vía de plástico en una vena relativamente mayor.

 

 

Esta vía (el tipo más común es la que se denomina catéter HICKMAN®) per­mite que se administre toda la quimioterapia a través de una misma vía y que no se tengan que dar nuevos pinchazos. Dicha vía, o catéter, también permite la extracción de muestras de sangre.

 

La parte del catéter que sale del cuerpo se puede pegar al pecho para asegu­rar que no se salga; es posible que se necesite un periodo de adaptación para acostumbrarse a llevarlo y, además, hay que mantener una serie de cuidados de la vía, pero la mayoría de los pacientes la soportan sin ningún problema.

 

Duración de la quimioterapia

 

Un proceso de quimioterapia suele durar varios meses. Se administra por ciclos, lo que significa que una dosis, que puede administrarse durante varios días, precede a un periodo de días o semanas sin tratamiento antes de la siguiente dosis. Los detalles exactos del calendario de dosis varían depen­diendo como siempre del tipo de paciente y del tipo de quimioterapia que vaya a recibir, por lo que si tiene preguntas específicas sobre los tiempos de un determinado tratamiento tu especialista es la persona que mejor puede responder a ellas.

 

La duración total del tratamiento de quimioterapia depende del tipo que se esté recibiendo y de cómo es la respuesta, pero es poco probable que dure menos de entre tres y seis meses o que se extienda más allá de los doce meses.

 

Posibles efectos secundarios

 

Los fármacos administrados en la quimioterapia son bastante potentes y a la vez que eliminan las células de mieloma pueden causar importantes efectos secundarios. Cada fármaco tiene sus propios efectos secundarios e incluso el mismo tipo de quimioterapia produce diferentes efectos secundarios en diferentes pacientes. Suele ayudar el hecho de pensar que la mayoría de los efectos secundarios son únicamente temporales, habitualmente se tratan fácil­mente y desaparecen gradualmente una vez que el tratamiento ha finalizado.

 

Si necesitas mayor información acerca de los efectos secundarios causados por la quimioterapia específica en tu caso, tu médico vuelve a ser la persona más indicada para ayudarte.

 

Si experimentas algún tipo de efecto secundario que crees que está asociado al tratamiento que recibes es muy importante que se lo cuentes a tu médico de manera inmediata. El podrá proporcionarte medicinas o indicaciones que ayuden a mitigar esos efectos o incluso puede llegar a cambiar el tratamiento para reducir los efectos secundarios.

 

Algunos de los efectos secundarios más comunes de muchos fármacos de quimioterapia son los mareos y vómitos, la pérdida del cabello (alopecia), mucositis (úlceras en las mucosas, fundamentalmente de la boca) y diarrea. Algunos tipos de quimioterapia pueden producir también infertilidad, por lo que, si éste último punto te parece importante en tu caso, debes consultarlo con tu médico.

 

Ventajas y desventajas de la quimioterapia

 

La ventaja principal de la quimioterapia es que es un método efectivo para la eliminación de células mielomatosas. Esto se traduce en síntomas de mejoría así como en una mejor calidad de vida. En la mayor parte de los casos la quimioterapia se puede administrar en casa de forma oral o por vía intraveno­sa como paciente externo de un hospital de día, es decir, sin tener que estar ingresado para recibir el tratamiento.

 

La desventaja principal es que la quimioterapia afecta también a las células sanas, lo que potencialmente conlleva efectos secundarios desagradables y, en algunos casos, perjudiciales. El problema más importante, sin embargo, es que a lo largo del tiempo, las células mielomatosas pueden volverse resistentes a la acción de la quimioterapia.

 

Desafortunadamente, la quimioterapia no funciona de igual manera para todos los pacientes y por ello es el especialista el que vigilará la evolución de la enfermedad con sumo cuidado. En caso de que no se produzca una respuesta a la quimioterapia, existen otros tratamientos que se pueden intentar. En la actualidad hay una serie de nuevas investigaciones que se orientan al aumento de la efectividad de la quimioterapia, así como a la reducción de los efectos secundarios.