medoffer - alternative

Tratamiento inicial o primera línea de tratamiento

 

Una vez que se haya demostrado la necesidad de seguir un tratamiento para controlar la enfermedad, hay que qué tratamiento es el mejor en cada caso individual. Es importante recordar que, aunque estos tratamientos pueden ser muy efectivos para el control del mieloma, no suelen curar completamente la enfermedad.

 

Las opciones principales de tratamiento son las siguientes:

  • Tratamiento inicial (habitualmente quimioterapia)
  • Tratamiento inicial con quimioterapia de alta dosificación seguido de trasplante de células madre

Es habitual que el tratamiento inicial sea la quimioterapia, pero también pueden incluirse otros tipos de fármacos como los esteroides o la Talidomida. Las ventajas y desventajas de cada uno de los tratamientos se describen brevemente al final de cada sección.