medoffer - alternative

¿Qué es el mieloma?

 

El mieloma, también conocido como mieloma múltiple, es un tipo de cáncer de la médula ósea que se produce por una degeneración maligna de las cé­lulas plasmáticas, que se encuentran normalmente en la médula. Las células plasmáticas forman la parte del sistema inmune.

 

Las células plasmáticas normales producen anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas) que ayudan al organismo a luchar contra las infecciones. En el mieloma, las células anormales del plasma producen solamente un tipo de anticuerpos llamados paraproteínas que impiden la formación de anticuer­pos normales, con lo que el paciente es más propenso a las infecciones. La medida de estas paraproteínas proporciona información para el diagnóstico y control del mieloma.

 

La médula ósea es el material esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos más grandes en el cuerpo. En la médula ósea, además de las células plasmáticas, se producen las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas).

 

En el mieloma múltiple el ADN de las células plasmáticas está dañado y esto hace que dichas células se conviertan en cancerosas. A diferencia de la mayoría de los tipos de cáncer, el mieloma no aparece en forma de tumor, las células del mieloma se dividen y se extienden dentro de la médula.

 

El mieloma afecta a múltiples lugares del cuerpo (de ahí el nombre de mie­loma múltiple), donde normalmente la médula ósea es activa en los adultos, dentro de la espina dorsal, del cráneo, de la pelvis, de las costillas, y en las áreas alrededor de los hombros y de las caderas.

 

Las áreas no afectadas generalmente son las extremidades: las manos, los pies, y las regiones más bajas de los brazos y piernas. Esto es muy importante puesto que la función de estas áreas generalmente se conserva completamente.

 

La mayoría de los problemas médicos relacionados con el mieloma son causados por la acumulación de las células del mieloma en la médula y la presencia de paraproteínas en la sangre o en la orina.

 

Los problemas más comunes son dolor óseo, fracturas de los huesos, cansancio (debido a la anemia), infecciones frecuentes o recurrentes (tales como neumonías, o infecciones de la zona urinaria), daños del riñón e hipercalcemia.

 

Algunas personas desarrollan un mieloma después de haber sido diagnostica­das con una gammapatía monoclonal de importancia indeterminada (MGUS). En esta enfermedad benigna aparece una concentración alta de paraproteínas, pero no hay otras características del mieloma (menos del de 10% de células plasmáticas en la médula y ninguna evidencia de la enfermedad del hueso).

 

El riesgo de la transición de MGUS al mieloma activo es muy bajo; solamente ocurre en un 1% de casos al año. Incluso si las células del mieloma están en un nivel más alto (10-30% de la médula total), el crecimiento de estas células puede ser muy lento y representar un mieloma indolente o asintomático. La evolución puede ser muy lenta a lo largo de los años y no requerir tratamiento activo. Es muy importante establecer un diagnóstico correcto que diferencia MGUS y mieloma indolente del mieloma activo o sintomático, que si requiere tratamiento.

 

Ha habido muchos progresos en el tratamiento del mieloma en los últimos años, estos avances han tenido un impacto significativo en la manera en que se trata el mieloma. La investigación está desarrollando nuevos tratamientos y se están utilizando los tratamientos existentes de una manera mejor, más eficaz. En la actualidad los tratamientos para el mieloma pueden ser muy eficaces para parar el avance de la enfermedad, controlar los síntomas y me­jorar la calidad de vida. No obstante, incluso después de haberse recibido el tratamiento acertado, es imprescindible un seguimiento médico del paciente.

 

Algunas cifras

  • Se producen 4 nuevos casos de mieloma por cada 100.000 habitantes y año.
  • Representa aproximadamente el 1% de todas las neoplasias (de todos los cánceres).
  • Representa un 10% de todas las neoplasias hematológicas.
  • Es la segunda neoplasia hematológica en Estados Unidos.
  • Aproximadamente unas 15.000 personas se diagnostican de mieloma múltiple en América cada año.