medoffer - alternative

Actividad normal de las células óseas

 

Para saber más sobre las causas que hacen que la enfermedad ósea afecte a pacientes con mieloma y sobre los mecanismos que se esconden detrás de ésta, es necesario conocer la actividad normal del hueso.


Los huesos están formados por una capa exterior fuerte de hueso minerali­zado, la cortical y en el interior por tejido esponjoso, más blando, donde se encuentra la médula ósea.


Aunque el hueso está formado por minerales y está duro, sigue siendo un tejido vivo, en continua renovación, con vasos sanguíneos, nervios y células. Entre estas células, hay 2 muy importantes que controlan la actividad normal de los huesos. Estas células son:

  • Osteoblastos: células que forman hueso nuevo.
  • Osteoclastos: células que desgastan el hueso viejo.

Al proceso de renovación que se lleva a cabo se le conoce como remodelación ósea y mantiene el grosor, fuerza y salud de los huesos en todo el cuerpo. Ver Figura 5


Normalmente, el ritmo de formación y desgaste óseo es igual, de forma que la masa ósea se mantiene constante.